Detección de nivel fiable con tecnología de microondas

Detección de nivel fiable con tecnología de microondas

Los interruptores de nivel por microondas son una alternativa fiable, económica y eficaz a los interruptores de nivel vibratorios, ampliamente utilizados. Estos sensores también pueden detectar los niveles viscosos o secos y se pueden instalar en depósitos o tuberías en cualquier posición. El sensor es insensible a flujos, turbulencias, burbujas o espuma, así como a los sólidos en suspensión.

El cabezal compacto y liso del sensor resiste la adhesión de medios, incluso de medios pegajosos. El corto tiempo de respuesta del sensor permite detectar rápidamente el nivel de llenado para cumplir así de forma precisa y fiable el nivel de llenado. Su repetibilidad e histéresis se encuentran en torno a ± 1 mm y el tiempo de respuesta es de 0,2 segundos, ajustable. El LBFS es idóneo para la medición de nivel en aplicaciones como distribución de aguas, tratamiento de aguas residuales, filtros para sistemas de climatización, sistemas hidráulicos, petróleo y gas, bioenergía, granulación de madera, molinos de granos y sistemas de bombeo.

El funcionamiento del LBFS se basa en el principio del barrido de frecuencia mediante una señal de alta frecuencia emitida por el sensor y que experimenta un cambio de fase en el medio detectado. Cuando este sensor encuentra un medio cuya constante dieléctrica se encuentra fuera del rango definido se activa una señal electrónica.

La elevada sensibilidad del sensor a lo largo de un gran rango de medida para constantes dieléctricas entre 1.5 y más de 100 permite limitar la detección con todo tipo de polvos, granulados y líquidos. Esta tecnología tiene además otras ventajas decisivas frente a otros métodos de medición como los sensores vibratorios, los sensores ultrasónicos y los sensores ópticos; no contiene piezas móviles y es insensible a los efectos de las variaciones de conductividad.

El LBFS reconoce el nivel de líquidos, medios viscosos e incluso materiales sólidos o polvorientos. Con medios especialmente difíciles como sustancias pegajosas, la función “teach-in” permite ajustar manualmente el nivel a detectar. El estado del interruptor puede ser elegido como “normalmente abierto” o “normalmente cerrado”. Se pueden elegir también varios tipos de señal de salida (PNP, NPN y una señal digital).

Para aplicaciones en entornos con gas y polvo el LBFS está disponible en diversas versiones ATEX que permiten detectar el nivel de mezclas susceptibles de explosión de gas o de polvo que se dan por ejemplo en la industria química, farmacéutica o alimentaria de forma segura. Las certificaciones ATEX cubren las zonas 0, 1 y 2 así como las zonas 20, 21 y 22.

El sensor se suministra dentro de una carcasa compacta de acero inoxidable, robusto y resistente a la corrosión. El cabezal, cuenta con indicador Led Luminoso “Azul” para una fácil visualización. El sensor presenta un amplio rango de temperatura de funcionamiento de -40 a 115ºC.